Introducción

Estimados espectadores,

¡Qué gran honor y placer para mí empezar a desempeñar mis funciones de nueva Jefa de Delegación de la Unión Europea en Ecuador con un evento tan importante para la visibilidad de la UE en Ecuador como el Eurocine 2016!  Es un honor porque creo en la importancia de la cultura europea y lo que puede aportar al mundo. Es un placer porque el cine es una expresión del espíritu europeo, un arte que refleja la diversidad de nuestros países, culturas y de nuestros idiomas que son la fuerza de nuestra unión.

“Viaje al país de las fronteras invisibles” es el lema del Eurocine de este año; un tema más que nunca de actualidad para recordar que la trayectoria del proyecto europeo y la ambición de los fundadores de la Unión Europea ha sido romper barreras con el fin de construir un continente de paz y de prosperidad.  En un mundo donde las llamadas a construir muros se vuelven más fuertes, el cine sirve para destruir las barreras que nos separan y ayudar a ver el mundo a través de la mirada del otro.

Este año, tenemos la participación de aún más países europeos: 14 en total; y no solo de los países que pertenecen a la Unión Europea, sino también de países de Europa que no son miembros de la UE como Turquía o Islandia, lo que nos enseña, otra vez, que Europa tiene diversos horizontes culturales y creencias. El cine europeo tiene algo para todos, desde los más jóvenes hasta los amantes del 7º arte. Los temas elegidos este año reflejan bien esta diversidad. Además de los temas tradicionales como Memorias, Ramona y Europa al día, el Eurociné de este año pone un enfoque particular sobre el tema de la migración con “Mapas” y dos directores contemporáneos: la Belga Chantal Akerman, cuyos temas favoritos son el exilio, el peregrinaje, la huida y la soledad, y el español José Luis Guérin, cuya obra se caracteriza por un estilo claro y depurado, reflexivo y con una fuerte vocación poética en conexión con toda la Historia del Cine. Podrán ver también durante este festival “El Hijo de Saúl” del joven director húngaro László Nemes Jeles, una película recibida con gran aclamación por parte de la crítica y que ganó un premio en Cannes y un Oscar en Hollywood, lo que demuestra que la calidad no es enemiga del éxito!

Para la Unión Europea era también imprescindible que este año el Eurociné tuviera lugar en otras ciudades además de la capital, Quito, para compartir esta mirada a Europa con un público en todo el país. Es muy importante que eventos como estos existan en todo el Ecuador para que un numeroso público ecuatoriano pueda elegir un tipo de programación diferente y ambiciosa. Por eso, con la ayuda de la Alianza Francesa y del Cine Ocho y Medio, además de Quito, el Eurocine se difundirá en Guayaquil, Manta, Samborondón, Imbabura, Portoviejo, Cotacachi, Cuenca y Loja.

No puedo terminar sin agradecer de todo corazón a los Estados Europeos que han participado en este evento, a OCHOYMEDIO por la excelente organización, a las empresas europeas que han prestado su apoyo y a la Alianza Francesa que nos permite tener mucha más audiencia en todo el país.

Aunque las películas nos transportan a otro mundo –como arte-, también nos dan una distancia prudencial para ver nuestro propio mundo con otro ojo.  Esta nueva mirada nos puede ayudar a imaginar el mundo que queremos.  A esto les invitamos, estimados espectadores: a romper las distancias que nos separan y a salir de esta sala obscura con una nueva mirada.

¡Que disfruten del viaje al país de las fronteras invisibles; que disfruten del Festival de Cine Europeo “Eurocine 2016”!

Muchas gracias.

Marianne van Steen, 
Jefa de Delegación designada de la UE en Ecuador